Magdalenas integrales de chocolate

Etiquetas

, , , , , , , , , , ,

Siento que se nos haya pringado la bandeja con la mezcla y tener que ponerlo, pero duraron tan poco que no hay foto una vez desmoldadas.

magdalenas

Son muy rápidas y perfectas para cuando queremos variar un poquito el desayuno o la merienda (aun así mejor no a diario, porque son calóricas, pero merece la pena.)

Ingredientes (para unas 8 magdalenas)

1/2 taza de harina de maíz (opcional)
1 taza de harina de trigo integral
1/2 taza de sirope de agave o stevia
1/3 de taza de aceite de oliva o girasol no refinado
1/2 o 2 tazas de leche de soja/avena/almendras (según os gusten de secas o jugosas)
1 plátano maduro (para reemplazar el huevo, también sirve harina de soja o no-egg)
1 sobre de levadura en polvo
Una cucharadita de margarina para engrasar los moldes

Normalmente preparo la masa en la batidora, primero mezclo bien todos los ingredientes y cuando están listos añado el aceite y la leche vegetal.

Con un pincel pinto los moldes lo justo para que no se pegue y voy repartiendo mezcla. Es importante que no llenéis los moldes más de tres partes de su capacidad, ya que al meterlas al horno crecerán bastante.

Con hornear a unos 170º durante 20-30 minutos es suficiente.

Workshop en el #ForoDN

Etiquetas

, , , , , ,

Agradecimientos y aplausos grandes al Workshop sobre dieta vegetariana que tuvo lugar a principios de mes en Barcelona en el Foro de Dietética y Nutrición y al que acudieron muchos de mis compis de clase.

Esta vez me lo perdí porque estaba de viaje de trabajo, pero el próximo me lo reservo desde ya.

Aquí los principales puntos aportados y las conclusiones.

Captura de pantalla 2014-07-31 a las 20.14.00

Por qué amamos a los perros, nos comemos a los cerdos y nos vestimos con las vacas

Etiquetas

, , , , ,

Le dedico un post a este libro porque me está encantando. No soy nada de los libros que tratan una forma de vida en modo inculca ideologías, pero tengo que decir que este es simplemente explicativo, agradable de leer y está enfocado desde el punto de vista psicológico, así que trata la normalización de muchas de las cosas que hacemos a diario de forma que es aplicable a casi todo en la vida.

Para el que no sepa nada de la susodicha obra aquí un artículo de el diario El Mundo que explica un poco de qué va la cosa.

Captura de pantalla 2014-07-31 a las 19.52.48

Y después de la recomendación lecturística os dejo con la pequeña reflexión que puedo aportar (y pido perdon por ello:) mi pequeña fase experimental, consistente en ver si realmente nos empeñamos en cosas y las grabamos bien a fuego en nuestra cabecita.

Esta semana tengo un un par de pequeños invitados en casa, sobris de mi novio, que todavía están ojipláticos con nuestra comida, que por supuesto se negaron a probar.

Así que lo que para la cena fue tortilla de patata y empanada boloñesa (siento haber tenido que cenar ensalada para comprobar esto), era en realidad tortilla de patata vegana y empanada de verduras con boloñesa de soja (que me perdonen, pero el nombre técnico era el mismo!).
Al final, como solo era una prueba y cada uno puede decidir sobre sí mismo confesé. (De otra forma jamás lo hubieran probado…)

Captura de pantalla 2014-07-31 a las 20.02.25

Captura de pantalla 2014-07-31 a las 19.55.57

¿Resultado? he tenido que preparar un par más para esta noche.

En fin, esto les sirve a ellos para probar algo nuevo, comprender un poco más que no hay que renunciar al sabor para comer ético y rico, y a mi para abrir un poquito más lo ojos y empatizar con quien no entiende nuestras “raras” costumbres 🙂

Imagen

El café con leche (vegetal) y el por qué (no) existe

Etiquetas

, , , , , , ,

Después de un par de semanas de viaje por el mundo (por obligación, ojalá por fuese por diversión, aunque intento que siempre sea un poco de ambas cosas), resulta que llego a casa y otra vez hay una cosa que echo de menos, siempre la misma: no poder tomarme un café con leche vegetal en prácticamente ninguna parte.

Y es que siempre que viajo existen dos opciones, que yo tenga mucha suerte, o que de verdad este sea el único sitio del planeta donde ningún sitio fuera de tu casa pueda ponerte un café con algo que no sea leche de vaca (siempre pienso en que no hay miles de veganos en España, vale, pero sí que hay miles de intolerantes y de alérgicos a la lactosa, que al menos debería ayudar…)

El café es una de las cosas que más me gustan, pero que me resigno a tomar con hielo durante todo el año (llueva, truene o nieve) cuando salgo.

He vuelto con ganas de escribir un post dedicado a eso, al café, a esos países en los que en todas partes mencionas leche de soja, soya milk, o leche vegetal, y rápidamente aparece. Y no digo cuando aparece también de avena, de almendras…y yo siempre quiero revisar el paquete por si acaso.

¿De verdad aquí nadie la pide? ¿de verdad no se vende? ¿de verdad es necesario cobrar un suplemento en el café en los pocos sitios que la tienen?

Aquí un link de sus beneficios y otro a la petición en su día que se hizo en change.org, ya cerrada.

Eso sí, un súper gracias al señor del bar que hay bajo mi casa, que siempre tiene cartones chiquititos preparados y que me lo cobra al mismo precio que a todos los demás. Además ahora ya no soy yo sola, porque varios de mis amigos se han cambiado a mi versión del café.

 

starbuckssoja

 

Pan multicereales de Ikea

Etiquetas

, , , , , ,

Estaba deseando ir a Ikea y tener uno de estos para dedicarle un post cortito.

No hay mucho que contar, pero esto en cualquier alimento de un súper ya es un súper milagro. Es un pan multicerales que puede encontrarse en las tiendas de alimentación de cualquier Ikea, que además suele tener galletas y otras cosas veganas.

Como veis los ingredientes son súper simples, me he tomado la molestia de hacerles una foto porque la primera vez que lo ví no podía creer que no hubiera nada más que eso (ni rastro de sal, azúcar, lácteos y demás maravillas…) Únicamente hay que añadir agua, agitar y meter al horno a 200 grados durante cuarenta minutos. ¡¡Y ya!!

Está buenísimo, tiene pipas, avena y granos enteros. Ademas de que es enorme (700 gr el paquete) y se conserva durante muchos días sin problema, nosotros solemos cortarlo en tiras y dejarlo en la nevera.

Aquí los pasos de su elaboración que tuvo lugar anoche mismo 😀

ImagenImagenImagenImagenImagen

 

Carrera solidaria por Mweso (Congo)

Etiquetas

, , , , , , ,

Hace unas semanas participamos en la 3ª edición del proyecto entreculturas, que tiene como finalidad mejorar el acceso a la educación y al trabajo de pequeños municipios en diferentes países.

El año pasado fue Haití y en 2012 ayudaron a alfabetizar a más de 500 adultos en Angola. Este año hemos corrido más de 2000 inscritos para construir 6 pequeñas clases con baños y mobiliario en Mweso, Rep. del Congo.

Visto desde nuestra perspectiva puede no parecer mucho, pero pensar que la carrera que hacemos sí o sí el domingo temprano sirve para facilitarle la vida a alguien pues ayuda. Además lo que nos gusta es que la propia población local participa en su construcción, en especial las mujeres.

Muy buen día, muchos nervios y buen tiempo total: 48 y 51 minutos respectivamente (yo la lenta claro, que mi chico corre que se las pela…)

¡Aquí van unas fotillos!

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Hamburguesas de lentejas

Etiquetas

, , , , ,

Ayer fue día de legumbres. Siempre preparamos cantidad, porque nos cuesta lo mismo y porque nos encanta hacer hamburguesas con las que sobran, sean lentejas, judías, soja…

Hacer las de lentejas es bien sencillo, las descubrí un día cenando en el restaurante Rayen, en Madrid, que hacen las más ricas que he probado y me animé a versionarlas.

Se elimina el caldo y se aplastan junto a un poco de ajo y cebolla hasta hacer una masa más o menos homogénea (para mi gusto mejor con el tenedor, porque no me importa nada encontrarme alguna entera, pero también puede hacerse con la picadora), después solo queda añadir copos de maíz o pan rallado, dejar enfriar un rato en la nevera, hacerles la forma y pasarlas por la sartén vuelta y vuelta.

ImagenImagen

Hace tiempo que cambié el pan rallado de algunas recetas por los copos de maíz para empanar. Me encantan los de la marca Orgran, son 100% maíz no OMG, sin grasas ni gluten. Todo un descubrimiento, además la textura y el sabor que les deja es riquísimo.

ImagenCasi todo el mundo nos pregunta qué es lo que les ponemos porque son diferentes y muy crujientes. En su web tienen otros productos y bastantes recetas que todavía tengo que investigar, pero de momento estoy muy contenta.

En cuanto las hamburguesas se pueden hacer también bolitas tipo albóndigas o al horno. Únicamente hay que tener un poco de cuidado al darles la vuelta para que no se rompan.

Puré de frutas con helado y canela

Etiquetas

, , , , , , , ,

Por fin, por fin parece que el verano se ha instalado en nuestra casa. Por fin están las piscinas abiertas y por fin tengo más tiempo libre.

Esto significa dos cosas: 1: paseos, 2: libros y 3: meriendas caseras. Pero a lo que voy, empezamos por la de hoy.

Hace tiempo que quería poner esta receta, que no es receta como tal (se hace en cinco minutos) pero es muy fresquita y nos ayuda a no tirar restos de fruta. Hace ya un tiempo que nos propusimos el reto de no tirar NADA de comida, y en nada se incluyen las frutas a puntito de pasarse. Parece que lo estamos haciendo bastante bien.

Además, como ya puse unos post atrás citando al blog “Dime que Comes“, no es lo mismo el zumo que la fruta completa, así que este batido es perfecto para usar TODAS las partes (incluídas pipas, pelitos y pieles, bien limpios eso sí.)

Esto es lo que tenía en la nevera apartado en situación delicada:

ImagenUna vez lavado, lo único que he retirado son los laterales del kiwi (1cm más o menos) porque son demasiado duros, y la piel del melón (hay quién la utiliza, pero como el pobre estaba ya dando sus últimos coletazos no he querido ponerla.)

Como decía, no hay que preocuparse por las pipas ni por el pelo del kiwi, una vez batidos os aseguro que no se notan nada de nada. Además, es una forma de aprovechar toda la fibra y las vitaminas (como la E)

Troceamos medianamente y lo ponemos todo en el vaso de la vatidora (algún día haré un post únicamente dedicado a la comparación de batidoras-procesadoras, creo que yo he amortizado su precio con creces). En caso de no tener batidora con vaso podemos hacerlo con la batidora tradicional de mano, aunque será más laborioso y es recomendable añadirle un poquito de zumo de naranja o de limón exprimido.

ImagenImagen

Una vez que tenemos listo el puré lo servimos junto al helado (en mi caso de chocolate a base de soja y sin azúcar de la marca Mamma Cucina) y espolvoreamos con canela.

Imagen

Imagen

Lo mejor es removerlo durante un minuto hasta que el chocolate empiece a fundirse con la fruta. A mí me encanta el chocolate combinado con cítricos, pero se puede hacer con frutas menos ácidas para que no tenga tanto contraste.

¡Que aproveche!

Barritas proteicas de chocolate crudiveganas

Etiquetas

, , , , , ,

Si hay algo que no me gusta especialmente son las proteínas en polvo…suelo echarlas en yogures (las de fresa van genial con el yogur natural de soja), pero cuando tengo que aumentar la cantidad preparo barritas caseras.

Mi novio es el experto por excelencia, él empezó la técnica para cuando salíamos fuera o íbamos a alguna carrera, y ha ido poco a poco perfeccionandola con variaciones inimaginables (la versión de fresa y frutos rojos es la mejor.)

Esta es la básica. Muy fácil, se hace en diez minutos y es todo crudo.

Lo que necesitamos:

  • 60 g de proteína vegana en polvo de chocolate, vainilla o sin sabor.
  • 50 g de muesli, copos de avena o similares (si os gusta encontraros trozos)
  • 15 g de chocolate negro en polvo (yo le pongo Valor sin azúcar o Clavileño también sin azúcar)
  • 90 g de avena en polvo
  • 40 g de mantequilla de cacahuete (sin azúcar y eco, la de súper está llenita de grasa hidrogenada)
  • Stevia al gusto
  • Un vaso de agua (unos 250 ml)

Removemos todo en un bol hasta tener una pasta dura que amasaremos con ayuda de un rodillo formando un rectángulo.

Las cortamos en tiras y las metemos en una bandeja protegida a la nevera hasta que estén bien frias…y aquí el resultado:

ImagenUna vez terminadas podéis fundir una tableta de cholate para postres sin azúcar, bañarlas, y volver a enfriar hasta que se haga una capa crujiente. Tendrán mayor contenido calórico, ¡pero merecerá la pena!