Etiquetas

, , , , ,

Hace tiempo que mi mami nos regaló, bueno, más bien le regaló a mi costilla (con la cosa de que siempre que cocina usa mil y un recipientes, sartenes y cacharros), una olla programable de esas de las que tanto se oye hablar.

La verdad que no somos muy de chismes. Lo único a lo que le hemos dado verdadero uso en la vida es a nuestra batidora Blendtech que podría pulir una Tablet si la dejáramos. (O eso me ha dicho mi hermano que hacen en el anuncio, yo fui a la tienda tienda y fue la que más me convenció junto a la Vitamix.)

Volviendo al tema, no estaba muy segura de que el cacharrejo nos fuese a ser de utilidad, principalmente porque nos gusta mucho la cocina y no somos amigos de echar cosas y sentarnos a esperar.

Pero mira por donde la sorpresa vino cuando le dimos una oportunidad y la pusimos en nuestra encimera. Reconozco que no le damos el típico uso “meta usted dentro los ingredientes y ya” (que también lo hace), pero sí que nos ha salvado la vida en cuanto a tiempos de cocción, limpieza y hacer otras cosas sin vigilar la cocina se refiere.

Además permite cocinar prácticamente sin aceite (incluso a veces le ponemos un poquito de tomate natural y nada más), ya que su superficie se calienta totalmente, tanto alrededor como por la superficie y la base. Para los que lo dudéis: no es una olla express. O al menos no tradicional, porque yo no he vuelto a usar la mía.

No utiliza presión, por lo tanto podéis abrirla tranquilamente durante la cocción. Dispone de varios menús combinables entre sí para hacer recetas enteras (guisos, arroz o pasta) o para hacer bases de recetas (cocer, plancha, freir, etc.)

A mí me ha facilitado las legumbres, suelo hacer el sofrito, añadirlas al modo tradicional y olvidarme. Pero el resto de cosas ahora son infinitamente más rápidas: puedes echar arroz y se cocerá sigilosamente mientras haces otra tarea, preparar verduras al vapor para otro plato o hacer pasta mientras preparas la salsa.

Supongo que hay opiniones para todo, pero como no ha pasado un día desde que llegó a nuestra cocina sin que la usemos creo que se merece un post para ella solita.

Ah! y si el problema es el precio, en las típicas webs de descuentos suelen tener promociones de hasta el 60% cada cierto tiempo. Además, no tiene por qué ser el último modelo, los de otros años pueden encontrarse súper baratos y no varían demasiado en sus funciones.

Aquí os dejo unas fotos directamente de la web de nuestra pequeña:

1

2

Anuncios