Etiquetas

, , , , ,

Ayer fue día de legumbres. Siempre preparamos cantidad, porque nos cuesta lo mismo y porque nos encanta hacer hamburguesas con las que sobran, sean lentejas, judías, soja…

Hacer las de lentejas es bien sencillo, las descubrí un día cenando en el restaurante Rayen, en Madrid, que hacen las más ricas que he probado y me animé a versionarlas.

Se elimina el caldo y se aplastan junto a un poco de ajo y cebolla hasta hacer una masa más o menos homogénea (para mi gusto mejor con el tenedor, porque no me importa nada encontrarme alguna entera, pero también puede hacerse con la picadora), después solo queda añadir copos de maíz o pan rallado, dejar enfriar un rato en la nevera, hacerles la forma y pasarlas por la sartén vuelta y vuelta.

ImagenImagen

Hace tiempo que cambié el pan rallado de algunas recetas por los copos de maíz para empanar. Me encantan los de la marca Orgran, son 100% maíz no OMG, sin grasas ni gluten. Todo un descubrimiento, además la textura y el sabor que les deja es riquísimo.

ImagenCasi todo el mundo nos pregunta qué es lo que les ponemos porque son diferentes y muy crujientes. En su web tienen otros productos y bastantes recetas que todavía tengo que investigar, pero de momento estoy muy contenta.

En cuanto las hamburguesas se pueden hacer también bolitas tipo albóndigas o al horno. Únicamente hay que tener un poco de cuidado al darles la vuelta para que no se rompan.

Anuncios